Rechaza Atizapán dañe Presa El Angulo; conmina a Izcalli a trabajar para evitar riesgos

El vaso de la presa El Angulo está completamente azolvado por lo que la capacidad de amortiguamiento y retención pluvial es prácticamente nula, acusó el organismo operador de agua de Atizapán de Zaragoza, Sapasa, al rechazar los señalamientos del gobierno municipal de Cuautitlán Izcalli, sobre su responsabilidad del taponamiento de tuberías para  desfogar el agua del embalse, debido a la basura que proviene de la demarcación.

El organismo operador de agua de Atizapán de Zaragoza consideró que las causas que demeritan el flujo en La Presa El Angulo son la concentración de residuos sólidos almacenados en diferentes afluentes que convergen  a la estructura como son  los ríos San Miguel, Jarilla, San Miguel Chalma, Hacienda la Luz, San José el Jaral y Chamacueros.

Sapasa también señaló como el origen del problema de la presa ubicada en Cuautitlán Izcalli,   la reducción de área de regulación de 123 hectáreas a 7 hectáreas debido a la construcción del parque Industrial San Martín Obispo cuya superficie de construcción aporta un volumen de agua pluvial con diámetros de hasta 61 cm, así como la aportación de las aguas servidas de las colonias Ejidal San Isidro, El Piojo, Jade, La Presita,  Infonavit y Niños héroes.

Atizapán de Zaragoza, a través de un comunicado, le aclara a Izcalli que el cajón de concreto armado ubicado en el parque Industrial referido no cuenta con la capacidad de desalojo de las aguas combinadas suficiente para recibir el volumen que generan los ríos naturales que descargan a la presa.

Se han realizado trabajos de limpieza y retiro de basura en la cortina de la presa el Angulo con la finalidad de sumarse a dicha causa y en ese sentido, Sapasa conminó a los municipios afectados por esta situación para llevar a cabo acciones coadyuvantes a solucionar la problemática que les atañe.

Aseguró que ha implantado diversas acciones correctivas para mitigar los riesgos de inundación en las zonas susceptibles como son limpieza y desazolve de vasos reguladores por medios mecánicos, limpieza y deshierbe de cauces ríos y barrancas por medios manuales, así como limpieza y desazolve de infraestructura hidrosanitaria con equipo de succión presión tipo vactor; limpieza, rectificación y desazolve del río Chamacuero, además de campaña de concientización  para mantener limpios ríos y barrancas y mesas de trabajo con las instancias Federales y estatales para llevar a cabo programas de mitigación a la problemática en cuestión.

Resaltó que las acciones antes referidas se mantienen de forma permanente para mantener en condiciones óptimas de operación la infraestructura hidrosanitaria con el objetivo de prevenir riesgos naturales producto de lluvias atípicas extraordinarias.

Cabe señalar que el crecimiento de la mancha urbana de los municipios de Cuautitlán Izcalli, Tlalnepantla y Atizapán de Zaragoza -continúa el comunicado- ha generado  grandes aportaciones de aguas combinadas que han rebasado los gastos de diseño de las obras de infraestructura.

El ultimo desbordamiento grave se suscitó en la temporada de lluvias de 2011 y desde entonces hasta el día de hoy,  se ha activado la fase amarilla por saturación de la presa en dos ocasiones en que de haber ocurrido un desbordamiento, habría afectado por lo menos 175 viviendas.

La presa el Ángulo fue construida hace casi 100 años y su función era almacenar agua y regular las aguas combinadas que se empleaban para tierras de cultivo de la zona, aunque a finales de la década de los años 70, inició la construcción de viviendas detrás de la cortina, primero en asentamientos irregulares y después de manera formal.