PIDE TRANSICIÓN ORDENADA, LIMPIA Y CORRECTA

Gabriela Lima.-

El presidente municipal electo de Huixquilucan, Enrique Vargas, expresó su disposición a denunciar judicialmente irregularidades financieras que sean detectadas en la actual administración, aunque previamente aclaró “no vengo con la espada desenvainada”. Conminó al actual edil José Reynol Neyra a hacer una transición político-administrativa ordenada, limpia y correcta.

En conferencia de prensa,  donde dio a conocer a su equipo de colaboradores para los trabajos de entrega- recepción y en el cual hay especialistas en materia financiera, administración municipal, desarrollo urbano y seguridad pública, entre otros  áreas,  Enrique Vargas anunció la realización de foros ciudadanos para integrar la opinión de los habitantes de Huixquilucan en los diversos planes de gobierno.

Tras señalar ausencia del actual gobierno en atención a la ciudadanía, Enrique Vargas indicó que en su gobierno 2016-2018 hará cambios en el organigrama de la administración municipal, combatirá la corrupción y recortará nómina, pues habló de 3,500 aviadores  en el gobierno de Huixquilucan, cifra que reiteró no es oficial.

A pregunta expresa de DINAMIK sobre si está dispuesto a denunciar penalmente irregularidades financieras que encuentre en la actual administración, dijo que tomó la decisión de contratar un despacho ajeno a su equipo de trabajo para que revise cada una de las áreas de gobierno “y si encuentro algo, claro que sí haré el procedimiento que tenga que hacer”.

Entre los objetivos de los trabajos de transición se encuentran hacer un análisis del estado que guarda la administración municipal, desarrollar un plan de austeridad y transparencia de las finanzas públicas, además de tener interacción con ciudadanos para formular propuestas de gobierno conjunto en el diseño de planes, programas y proyectos municipales.

Por otra parte, Enrique Vargas informó que la deuda pública de Huixquilucan, oficialmente registrada, asciende a alrededor de mil millones de pesos, mientras que el organismo operador de agua registra un débito de  más de 900 millones de pesos.

Entre los integrantes del equipo de transición se encuentran Julio Eduardo Gómez, Alejandro Sánchez y Teresa Guinez, quienes realizarán propuestas en materia de relaciones metropolitanas, asignación presupuestal y coordinación del proceso entrega- recepción, respectivamente.

Andrés Mauricio Grajales, especialista en urbanismo será el responsable de analizar las condiciones urbanas del municipio y proponer planes estratégicos para el desarrollo urbano, mientras que José de Jesús Magaña, quien laboró en el programa Plataforma México, analizará el tema de la seguridad pública municipal.

Otros colaboradores son Pablo Fernández de Cevallos, Luis David Fernández,  Jacobo Mc-Swiney Torres, Lorena Rodríguez, Víctor Manuel Báez y Romina Jiménez.

“No vengo con la espada desenvainada”