Nupcias

Celebran nupcias

Los novios.

Los novios.

Pese a que el reglamento interno del DIF impedía el matrimonio de Alma Rocío con Ernesto por haber sido una niña abandonada y con discapacidad, el pasado sábado 2 de febrero contrajo nupcias con su compañero de la institución CADI.

Fue una lucha legal de mucho tiempo, porque de acuerdo al DIF, los niños y niñas con discapacidad que provienen de esa institución “no tienen derecho a casarse ni trabajar por ser incapaces”, sin embargo, el amor y apoyo jurídico de CADI lograron lo que pareciera ser imposible para una niña sin padres y con discapacidad, contraer nupcias ante el beneplácito de amigos.

Ernesto y Alma Rocío, tras su etapa de noviazgo en CADI, decidieron compartir su vida juntos con la supervisión permanente de esa institución. Inicialmente vivirán tres meses en la residencia donada por la empresa automotriz Ford, misma que se encuentra en las instalaciones de CADI, para posteriormente integrarse a la sociedad como matrimonio

Mina Katz, subdirectora del programa académico de CADI, dijo que esa institución ubicada en Cuautitlán Izcalli proporciona a la gente con discapacidad un programa que le permita integrarse a la sociedad productiva.

Se busca que los beneficios, derechos y obligaciones de personas con discapacidades se eleve a rango constitucional a fin de que se encuentren en igualdad de condiciones, externó.

De cada 100 personas con discapacidad, 39 la padecen por alguna enfermedad, 23 están afectados por edad avanzada, 16 la adquirieron por herencia, durante el embarazo o al momento de nacer, 15 quedaron con lesión a consecuencia de algún accidente y 8 debido a otras causas.

En CADI se cuenta con una población de chicos de entre 12 años de edad hasta 64 años. Casi 70% son canalizados del DIF y el resto son alumnos particulares.

¿Porqué donar en CADI?, existen muchas familias que se ven afectadas por la llegada de un integrante con alguna discapacidad, siendo este un motivo de abandono en algunos casos, ya que la mayoría de las ocasiones fragmenta la estructura de la familia y la limitación de alternativas o ayuda profesional disminuye dejando a la persona desprotegido y sin muchas oportunidades de desarrollo o de adaptación.

Si te gusta ayudar a vivir, puedes apoyar a CADI acudiendo a BANCO SANTANDER con el número de cuenta: 6 5 5 0 0 3 3 3 1 0 4, o con la CLABE INTERBANCARIA 0 1 4 1 8 0 6 5 5 0 0 3 3 3 1 0 4 0, siendo esta deducible de impuestos; o en especie y/o voluntaria en Av. Hidalgo No. 7, Col. Granjas de Guadalupe, Cuautitlán Izcalli, Estado de México, CP 54700, México. Con ello logras hacer realidad el sueño de muchas personas con discapacidad y a familias completas que necesitan tu apoyo.

Agradecen Apoyo

Agradecen Apoyo

En apoyo de los contribuyentes

En apoyo de los contribuyentes

Familia Katz

Familia Katz