Marzo de tópicas, tópicos y otras cosas…

En estos últimos días se ha vuelto a retomar el tema del “mando único de policía”, principalmente porque los gobernadores de las 32 entidades federativas han expresado la necesidad de que éste se implemente en todo el país. Al respecto el Presidente hizo un llamado al Congreso para que se debatan las propuestas.

El “mando único de policía” ha sido propuesto por el ex presidente de México, Felipe Calderón el 06 de octubre de 2010; por el presidente Enrique Peña el 01 de diciembre de 2014; el PRD ha hecho dos propuestas, la primera del 22 de julio de 2015 y la segunda, el 02 de febrero de 2016; el PAN realizó su propuesta el día 04 de noviembre de 2015; y finalmente el PT hizo lo correspondiente el 04 de febrero de 2016. Todas estas propuestas se encuentran en la Comisión de Puntos Constitucional del Senado de la República.

Parte del debate estará centrado en el modelo, que sea un modelo de mando único en el país o un modelo mixto donde de forma subsidiaria las entidades estatales tomarán el mando en aquellos municipios que no contasen con el personal y los medios suficientes para prestar el servicio de policía preventiva.

En una entrevista con Guillermo Valdés Castellano, ex director del CISEN, decía que había que tomar este tema en toda su extensión y no plantear como solución a la inseguridad el mando único, sino que debería hacerse un trabajo que iniciara con la policía, pasara por la administración y procuración de justicia, el sistema de justicia penal y concluyera con la administración de los centros de readaptación.

Por otro lado, también se ha puesto en la mesa que no ha quedado debidamente establecido la forma de elegir a los mandos de las corporaciones policiacas y que esto puede representar el fracaso o éxito en la implementación del mando único.

La inseguridad que vive el país forma parte de un concepto y agenda de Seguridad Nacional, sin embargo no es el único tema, hoy la seguridad del Estado Mexicano, en su nuevo enfoque tiene entre otros temas, el narcotráfico, el crimen organizado, la migración, el medio ambiente, los recursos naturales, el terrorismo y grupos subversivos, incluso podemos hablar de la salud, la pobreza y el desarrollo económico.

Estos temas como hemos visto han requerido de la cooperación y coordinación entre los tres órdenes de gobierno en nuestro país, pero ahora no sólo bastan las instituciones mexicanas, sino que hay que reconocer que se requiere la cooperación con otras naciones para hacer frente a estas amenazas. Los especialistas han llamado a estos asuntos como interdomestics, porque son parte amenazas internacionales y problemas locales.

El enfoque del Estado Méxicano para atender y minimizar estas amenazas, tendrá que iniciar con el fortalecimiento de instituciones consolidadas y confiables, que representen la capacidad del Estado Mexicano para proteger a la sociedad. La seguridad pública, es sólo una de la piezas de la agenda de la Seguridad Nacional, falta más por hacer.