La cultura del esfuerzo, un valor.

La cultura del esfuerzo, un valor.

La cultura del esfuerzo, un valor

La cultura del esfuerzo, un valor


Para educar en el carácter se debe considerar el valor del esfuerzo. Si queremos que nuestros hijos logren un carácter para ver los problemas de frente y resolverlos, tiene que saber que deben esforzarse y tener dedicación, entereza y una forma positiva de ver la vida, indicó Enrique León con maestría en Filosofía Social en Loyola University Chicago, al participar en el Congreso para Padres realizado en el Tec de Monterrey.

 

La exigencia es indispensable para la autosuperación, siempre que sea proporcionada a la situación y capacidades de las personas, dijo ante padres de familia que acudieron al taller La Cultura del Esfuerzo, uno de los 25 impartidos en el campus Estado de México. Los hijos “deben aprender a decidir para que actúen de manera responsable y asuman las consecuencias de sus actos”.

Se puede alcanzar parte de los sueños con esfuerzo y determinación y señaló algunos retos a vencer entre padres e hijos como es la cultura del menor esfuerzo, intolerancia e indiferencia, presión por tener, permisivismo y la falta de respeto a la figura de autoridad.

Luego de que los padres de familia externaran sus inquietudes, Enrique León dio algunos ejemplos de prácticas que ayuda a educar en el esfuerzo como son no demorar el cumplimiento de tareas y deberes, terminar lo empezado, acudir puntualmente a las responsabilidades laborales y escolares, intervenir de manera respetuosa en la actividad cotidiana y sabe ceder ante las necesidades y exigencias del bien común. No dejarse llevar por los caprichos ni la satisfacción inmediata de los propios deseos.

Padres de familia comprendieron que la intolerancia hace pesimistas a los hijos.

La cultura del esfuerzo, un valor

La cultura del esfuerzo, un valor