Firman contrato, entregan anticipo, no concluyen obras

Gabriela Lima

Las obras de Presupuestos Participativos del sector uno de Tlalnepantla que no han sido concluidas en su construcción fueron adjudicadas mediante procedimiento de licitación pública y encargadas a la empresa  Nopersa  SA de CV, constructora que firmó el contrato  no. TLA- DGOP-PIM-LP-007-14 por un monto de 9 millones 950 mil 858 pesos y a la cual el ayuntamiento otorgó un anticipo de 30%.

Pese a que el pasado mes de diciembre de 2014 debieron quedar concluidas las obras en su totalidad, aún están pendientes el muro de contención en la colonia Robles Patera y el correspondiente a la colonia Benito Juárez. Los vecinos tienen el temor de un derrumbe por el reblandecimiento de tierra causado por las lluvias.

En la colonia Robles  Patera ya hay desprendimiento de piedras de la parte baja del muro y siguen esperando se apuntale con recursos del Programa de Inversión Municipal 2014, autorizado por cabildo.

Sin embargo,  las obras están detenidas, pese al riesgo que existe en la zona.

El director de Desarrollo Urbano y coordinador del sector uno de Tlalnepantla, Fernando Ávila García, dijo que se efectúa un estudio técnico de geofísica  para determinar la obra que resuelva el problema, ya que la aplicación de concreto tirado, como originalmente se había planeado  para detener el desprendimiento del muro,  no es suficiente.

“No puede pasar que esa obra no se haga”, se buscarán recursos adicionales porque los presupuestados no son suficientes. Se ha notificado a los vecinos de la situación y de la importancia que alrededor de 30 familias que habitan en las faldas del muro desalojen la zona, dijo.

El muro de contención en Robles Patera es ineludible, pero hay que garantizar la estabilidad del paredón y de la cueva que se encuentra en las inmediaciones a éste, la cual también representa un riesgo.

Consideró que hacia el mes de septiembre se podrá tener el resultado del estudio de geofísica para saber qué tipo de obra se debe efectuar, aunque consideró que difícilmente podrá quedar iniciada o concluida en los meses posteriores, ya que la presente administración finaliza su función en diciembre próximo.

La cláusula décima primera del contrato firmado entre el ayuntamiento y Nopersa, refiere al acuerdo de revisión y ajustes de costos que integran los precios unitarios pactados en el contrato, cuando ocurran circunstancias de orden económico no previstas en el contrato, que determinen aumento o reducción de costos de trabajo.