Disfrutan el verano

El verano es una fuente de motivación para que los pequeños, alejados de las obligaciones escolares, rompan la rutina con actividades divertidas y formativas que promuevan sus habilidades y desarrollo físico, mental y social a través de disciplinas deportivas, artísticas y culturales.

En el Valle de México, diversas asociaciones e instituciones organizaron cursos de verano en lugares seguros donde los infantes pudieran socializarse en dinámicas recreativas y experimentales.

Hacienda San Miguel Country Club organizó para sus socios un curso de verano en el cual se incluyeron manualidades, deportes, experimentos, mini olimpiadas, rally, actividades acuáticas y paseos. Niños y jóvenes disfrutaron de las instalaciones de este club familiar; algunos de ellos jugaron en la piscina y otros, decidieron fortalecer músculo.

En el Parque Naucalli, el Centro de Formación Más que Tenis impartió un curso para alrededor de 200 niños. En él, además de disfrutar del verano, se enseñó los principios de la técnica de ese deporte como fue la empuñadura y la preparación para contactar la pelota y pasarla al otro lado de la red, explicó Aline Chávez Tejeda, coordinadora de las clases de tenis.

En el Parque Naucalli no todos estuvieron integrados a un curso de verano, diversas familias también acudieron a ese importante pulmón verde de Naucalpan para convivir y jugar con sus hijos.

Satélite recibió en sus canchas de futbol a jóvenes y niños de la liga infantil del equipo Necaxa para disfrutar de un verano ampliamente futbolero. En los infantes todavía se reflejaba la emoción del reciente campeonato mundial en donde Alemania se coronó campeón.

En diversos puntos de Atizapán de Zaragoza también se realizaron cursos vacacionales para que los chicos practicaran karate, box, fútbol, básquetbol, pintura, dibujo y voleibol.