Contrata Edomex nuevo crédito con Banobras; A tasa variable sin cobertura 18.2% de su deuda directa

Gabriela Lima

El 18.2% de la deuda directa del Estado de México está contratada a tasa variable sin cobertura. De conservarse los términos y condiciones de los créditos que la integran actualmente, el porcentaje del débito directo contratado a tasa variable sin cobertura aumentaría sensiblemente a 60.8% en 2018.

Las condiciones financieras de los créditos suscritos al Fideicomiso Irrevocable de Administración y fuente de Pago No. F/00105, cuyo fiduciario es CI Banco (antes The Bank of New York Mellon), indican que a  diciembre de 2015, 18.2% de la deuda directa estaba contratada a tasa variable sin cobertura.

El resto (81.8%) mantiene una tasa fija a través de contratos de intercambio de tasa (swap), al menos hasta abril de 2018, lo que brinda certidumbre sobre el servicio de la deuda directa en el mediano plazo.

“Sin embargo, de conservarse los términos y condiciones de los créditos que la integran actualmente, el porcentaje de la deuda directa contratada a tasa variable sin cobertura aumentaría sensiblemente a 60.8% en la fecha mencionada”, señaló Fitch Ratings al asignar la calificación de ‘AAA(mex)vra’ a un crédito bancario contratado por el Estado de México con Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos, S.N.C., por un monto de hasta 3 mil 400 millones de pesos (crédito Banobras 15).

La Ley de Ingresos del Estado de México para 2015 autorizó un endeudamiento adicional hasta por 3 mil 400 millones de pesos, más una cantidad a través de cuya suma el saldo de la deuda pública del Estado no exceda 60% de la suma de los ingresos propios, las participaciones federales y 25% del FAFEF.

Con fundamento en lo anterior, el gobierno mexiquense contrató el crédito Banobras 15.  Este se destinará a la inversión pública productiva, en términos de la fracción VIII del artículo 117 Constitucional, de conformidad con el Código Financiero del Estado de México y de la Ley de Ingresos 2015.

El crédito Banobras 15 tendrá un plazo máximo de 240 meses, contados a partir de la primera disposición. La amortización de principal del crédito se hará en 232 pagos mensuales, crecientes y consecutivos. El préstamo devengará intereses en forma mensual, pactándose a una tasa de interés variable. Para efectos del pago de intereses, el crédito está dividido en dos tramos: uno por 2,000 mil millones y otro por 1,400 millones de pesos.

En 2015, el Estado de México tuvo una disminución de 3.6% del Fondo General de Participaciones del Estado (FGP), mientras que el Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de las Entidades Federativas (FAFEF), registró un aumento para la entidad mexiquense  de apenas 0.8% en el mismo ejercicio fiscal.

Comparativamente con 2014, el FGP, instrumento que se usa como fuente de pago para deuda pública de la entidad mexiquense, tuvo un incremento de 10.5% al cierre de 2014, mientras que para el 31 de agosto de 2015, ya registraba una disminución interanual de 5.7%. El descenso de FGP no pone en una posición inestable el crédito de 3 mil 400 millones de pesos que contrató el Estado de México con el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras 15),  indicó Fitch Ratings.

Además, existe la constitución y permanencia del fondo de reserva que mitiga riesgos posibles de liquidez. Al 31 de diciembre de 2015, éste registró un saldo de 613.7 millones de pesos que es equivalente a aproximadamente 2.3 veces el servicio mensual de la deuda.

De acuerdo con la calificadora internacional, la deuda pública del Estado de México sigue representando 38.7% de sus Participaciones e Ingresos Propios, según documentación  que se le presentó de cifras auditadas por un despacho externo.

Siempre que la deuda total no supere la suma de 60% de las Participaciones y los ingresos propios ni 25% de FAFEF, el Estado de México podrá contratar endeudamiento adicional en los próximos años.