Bala que mató a directivo de Televisa, provino del arma de un escolta

 La Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) determinó que la bala  que hirió a Adolfo Lagos, directivo de Televisa, la cual le causó la muerte, provino del arma de la escolta que conducía la camioneta en la que  viajaba con otro elemento para cuidar  de la seguridad del director general de Izzi.
“Luego de las diligencias realizadas al cuerpo de la persona fallecida, fue posible extraer una bala que se encontraba alojada en músculos intercostales internos derechos de la región abdominal.  Las armas de las dos personas encargadas de la seguridad de la víctima fueron analizadas por peritos especializados, tanto de la  Fiscalía General de Justicia del Estado de México como de la Procuraduría General de la República. El resultado de las pruebas realizadas por ambas dependencias es coincidente en determinar que la bala que fue extraída del cuerpo de la víctima, por sus características balísticas, fue disparada por el arma que portaba la persona que manejaba la camioneta al momento de los hechos”, informa en un comunicado la FGJEM.
Tras  la reconstrucción de los hechos  en la carretera Tulancingo -Pirámides  en la cual también participó  personal ministerial y pericial de la FGJEM y de la  PGR,  se realizaron análisis de planimetría, indicios balísticos,  así como  pruebas pericial de mecánica de hechos y de balística.
En  el sitio donde se registró el incidente, que inicialmente el fiscal Alejandro Gómez señaló que se tenía como primera línea de investigación el asalto, se encontraron  7 casquillos, los cuales, luego de las pruebas realizadas, se estableció que son de 9mm y corresponden a las armas que ambas personas encargadas de la seguridad de la víctima portaban en el momento de los hechos.
Las dos personas encargadas de la seguridad de la víctima, los cuales viajaban en una camioneta a pocos metros detrás en el momento en que  el directivo de Televisa resultó lesionado,  participaron en calidad de testigos, quienes  refirieron que seguían a Adolfo Lagos a algunos metros a bordo de la unidad vehicular y dispararon sus armas de fuego al percatarse que éste era objeto de un aparente asalto mientras iba a bordo de su bicicleta.
De igual manera, una persona que también viajaba en bicicleta, y venía aproximadamente un metro por delante de la víctima, ha señalado ante el Ministerio Público que dos sujetos venían caminando en sentido opuesto a ellos, uno sacó una pistola e instantes después se escucharon varias detonaciones, posteriormente observó cómo estos individuos corrían hacia una nopalera, al tiempo que continuaban disparando armas de fuego.
Sin embargo, de acuerdo al comunicado de la FGJEM,  “el resultado de las pruebas realizadas por ambas dependencias  (FGJEM y PGR) es coincidente en determinar que la bala que fue extraída del cuerpo de la víctima, por sus características balísticas, fue disparada por el arma que portaba la persona que manejaba la camioneta al momento de los hechos.